Quien Somos ?

Somos más de 20 millones de Adventistas del Séptimo Día en todo el mundo! Una iglesia pujante y en crecimiento, que predica el evangelio en 237 países, y en 891 lenguas diferentes..

Mensaje de esperanza que es propagada por pastores, obreros, misioneros, profesionales, colaboradores y voluntarios esparcidos en las miles de iglesias, escuelas, universidades, industrias, editoras, instituciones, clinicas, hospitales, emisoras de radio y TV y proyectos sociales esparcidos por el globo.

Administrar correctamente, y de forma transparente, toda esa compleja estructura es el gran desafío de la Iglesia Adventista del Séptimo Día (IASD). Solamente la tecnología puede integrar todos los datos y medios necesarios para la gestión eficiente de los ministerios de esa gran iglesia. ¡El mensaje del evangelio necesita ser predicada, y es preciso avanzar cada vez más!

Y fue entonces que el día 01 de enero de 2017, el Instituto Adventista de Tecnología (IATec) inició sus operaciones en la ciudad de Hortolândia, interior del Estado de São Paulo, bajo la dirección del Pastor Eliezer Wesley de Magalhães, y con cerca de 50 profesionales. La elección de la ciudad fue estratégica, por tratarse de un grande polo tecnológico brasileño, con infraestructura suficiente para recibir nuestra sede.

El IATec surgió exactamente porque la División Sudamericana de la IASD entendió la necesidad de dar un ancho paso en dirección a la expansión de su estructura tecnológica, visando, inclusive, apoyar la iglesia mundial en sus acciones conectadas a la tecnología.

Hoy, con más de 150 profesionales en nuestra sede y esparcidos por varios países, tenemos por principio y foco, desde nuestra creación, actuar en 4 áreas distinguidas en tecnología:

  • Consultoría
  • Soporte Técnico
  • Infraestructura y Desarrollo
  • Mantenimiento de Sistemas

No somos una empresa de tecnología como puede parecer! Nuestra actuación, atendiendo de forma exclusiva la Iglesia Adventista del Séptimo Día, va mucho además de los nuestros servicios, y en hipótesis alguna, visamos el logro de nuestras acciones, pero sí, aplicar nuestros resultados en la ampliación de la obra misionera adventista, a través de nodos y de los medios tecnológicos que gestionamos.

¡Sea bienvenido al IATec!